¿Cuáles son las funciones de las proteínas?

¿Cuáles son las funciones de las proteínas?

Las funciones de las proteínas tienen una gran importancia en el correcto funcionamiento de nuestro organismo. A pesar de que mucho las relacionan únicamente con el aumento de la masa muscular o con dietas de adelgazamiento, la verdad es que son fundamentales para la vida. Así, las proteínas son las que determinan la estructura y la forma de las células, además de dirigir una buena parte de los procesos vitales.

Sin ánimo de ser demasiado exhaustivo, hay que señalar que su importancia proviene de su perfil bioquímico. Este está compuesto por macromoléculas integradas por largas cadenas de aminoácidos. Las propiedades químicas y físicas de dichos aminoácidos son las responsables de la capacidad funcional de las proteínas.

Existen veinte tipos diferentes de aminoácidos en la naturaleza, entre los que destacan los nueve que se consideran esenciales. Para que el cuerpo puede obtenerlos, debe consumir alimentos que se lo aporten, ya que el organismo no es capaz de producirlos por si mismo.

Las proteínas ofrecen funciones específicas y permiten, por ejemplo, que las células mantengan su integridad o que pueden defenderse de agentes externos. Igualmente, un correcto aporte proteico repara los daños celulares y ayuda a controlar y regular diversas funciones.

El modo en el que las proteínas realizan su función es mediante una unión selectiva con las moléculas. De esta forma, las llamadas proteínas estructurales se conectan a otras moléculas de la misma proteína, dando lugar a una estructura mayor. Por poner algunos ejemplos, la hemoglobina se une al oxígeno, las enzimas a sus sustratos o los anticuerpos a determinados antígenos.

Función estructural

El cuerpo humano forma una estructura compuesta de células, tejidos, órganos y otros sistemas. Pues bien, las responsables de que esa arquitectura se mantenga cohesionada son las proteínas. En la base de esa pirámide estructural se encuentran las membranas celulares, que no son otra cosa que proteínas y lípidos. Gracias a estos elementos, es posible la existencia de células individuales y reconocibles.

De igual manera, cuando el cuerpo necesita reparar algún daño producido en sus tejidos, las proteínas son las encargadas del proceso de curación. Esto puede ir desde la cicatrización de alguna herida, hasta la regeneración de un músculo tras alguna rotura fibrilar.

Por último, ciertos tejidos del cuerpo humano contienen una determinada proteína que actúa como constituyente químico esencial. Así ocurre con la queratina de las uñas y el pelo, la actina de los músculos o el colágeno de los cartílagos.

Función estructural

Función reguladora

Entre todas las funciones de las proteínas, la reguladora es la más extensa. En ella participan una gran número de procesos bioquímicos encargados de aspectos como la digestión, la respiración, e transporte de hierro, el metabolismo del calcio o la manera en la que las células aprovechan la energía.

En todos estos procesos, además de en muchos otros, hay dos tipos de proteínas que juegan un papel fundamental: las enzimas y las hormonas.

Las primeras, con la función enzimática, son las que tienen un rol más especializado, además de ser las más numerosas. Actúan como biocatalizadores que activan las interacciones entre las diversas sustancias que producen energía o que aceleran las reacciones en el metabolismo.

El mejor ejemplo de estas enzimas es la amilasa, cuya función es ayudar a que los vegetales liberen las moléculas de glucosa (el hidrato de carbono más simple) que contiene su almidón. Gracias a la acción de la amilasa, la glucosa puede ser asimilada como fuente de energía para las células.

Por otra parte, las hormonas son aquellas proteínas segregadas en el torrente sanguíneo por ciertas glándulas endocrinas. Son las encargadas de accionar una determinada acción del metabolismo.

Como muestra se puede señalar a las insulina, proveniente del páncreas. Esa hormona es la responsable de que la glucosa acceda al citoplasma celular.

Aparte de lo ya señalado, las proteínas también son las encargadas de algunas funciones de transporte de nutrientes hacia las células. Es el caso de la hemoglobina, que lleva el oxígeno por las arterias hasta los tejidos periféricos. .

Por último, dentro de la faceta reguladora, las proteínas también ejercen la llamada función homeostática. Con esta, se mantiene el equilibrio en varios medios líquidos del organismo.

Función defensiva

El sistema inmunológico es el encargado de defender nuestro organismo frente a amenazas que puedan llegar a enfermarnos. Un buen aporte proteico es fundamental para reforzarlo, ya que los anticuerpos, o inmunoglobulinas, son, químicamente, proteínas.

Se trata, específicamente de dos moléculas cuya función es neutralizar los antígenos que puedan aparecer en nuestro cuerpo. Están especializadas en reconocer a los elementos que causan, entre otros efectos, infecciones e intoxicaciones.

Aparte de estas dos moléculas, otra proteína importante es la mucina. Esta no tiene propiedades estrictamente inmunológicas, pero si actúa como barrera defensiva. Para ello, las mucinas revisten las mucosas epiteliales, ejerciendo un efecto bactericida.

Por último, son también importantes en esta función proteínas como el fibrinógeno o la trombina. Ambas son responsables de la coagulación sanguínea y, por lo tanto, de evitar que se produzcan posibles hemorragias.

Función energética

Dado que los lípidos y los hidratos de carbono tienen una mayor importancia para proveer de energía a nuestro cuerpo, esta función suele ser considerada como la menos importante entre las de las proteínas.

Función energética proteinas

Sin embargo, hay que reseñar que en ocasiones se convierte en una gran ayuda para nuestro cuerpo. Así, en situaciones de escasez de alimentos , cada gramo de proteínas puede aportar al organismo hasta 4 calorías de energía. En cualquier caso, no se considera recomendable, ya que acaba por debilitar las funciones de los sistemas vitales.

 

Facebook
Google+
Twitter
LinkedIn
Pinterest

Deja un comentario

No hay ningun producto en el carrito
[index]
[index]
[523.251,659.255,783.991]
[523.251,659.255,783.991]
[523.251,659.255,783.991]
[523.251,659.255,783.991]