¿El picante adelgaza? Verdades y mitos

¿El picante adelgaza? Verdades y mitos

Perder peso no es un proceso sencillo. Se requiere fuerza de voluntad y unos cambios de hábitos que no resultan fáciles para nadie. La única manera de tener éxito es combinar una dieta equilibrada y saludable, con una actividad física continuada. En definitiva, quemar más calorías de las que se ingieren.

La forma más segura de conseguirlo es seguir los consejos de algún nutricionista e incorporar verduras y frutas a nuestra dieta. Y que no nos dejemos llevar por métodos rápidos que pueden tener efectos contraproducentes.

Quizás esa dificultad explique la búsqueda de soluciones rápidas, dietas milagro o alimentos con propiedades adelgazantes. Sin embargo, hay que tener cuidado para no caer en engaños que acaban por desesperar a los consumidores.

Lo primero que hay que aclarar es que no existen los alimentos mágicos. No vamos a encontrar ninguna comida que, con solo su presencia en la dieta, vaya a hacernos perder peso. Esto no es óbice para que haya algunos que se pueden convertir en un gran aliado para los que quieran adelgazar.

Entre los productos alimenticios que tienen fama de favorecer la pérdida de peso son los ingredientes picantes. Según muchos, pueden ser muy valiosos para acabar con los kilos de más. Se trata de especias o tipos de chile, como pueden ser los jalapeños, la cayena, la cúrcuma o las guindillas.

Los derivados del chile tienen como característica principal el alto contenido en una sustancia química denominada capsaicina. Cuanta más capsaicina contenga más picará, con los pros y los contras que eso supone.

¿Por qué se dice que se puede adelgazar con el picante?

Es un lugar común que los alimentos picantes ayudan a perder peso. Pero, ¿es eso cierto?. A primera vista, dado que tan solo se usan para darle sabor a las comidas y su cantidad suele ser muy pequeña, puede sonar a mito. Sin embargo, tiene su base real.¿Por qué se dice que se puede adelgazar con el picante?

Esto no significa que, solo tomando picante, se vaya a adelgazar directamente. Sigue siendo imprescindible cambiar la dieta y hacer ejercicio, pero los productos picantes pueden ser uno de los mejores aliados para conseguir el objetivo marcado.

La causa de esa propiedad es su efecto termogénico. Este consiste en aumentar la temperatura corporal, gastando energía en el proceso y, por lo tanto, calorías. Según diversos estudios, es la capsaicina, que le da el picor a este tipo de alimentos, la responsable de ese proceso.

Igualmente, la capsaicina ha sido señalada como responsable de inhibir, en parte, la proliferación de las células grasas. Esto fue probado por investigaciones que se desarrollaron en Escuela de Farmacia de la Universidad de Wyoming (Estados Unidos), así como en la Universidad de Maastricht (Países Bajos). Los resultados obtenidos en ambos estudios, muestran que esa sustancia tiene cierta capacidad de quemar grasas naturalmente.

Aparte de esto, existe coincidencia entre todos los expertos en que la misma capsaicina ejerce un potente efecto saciante. Esto supone que va a ayudarnos a moderar la ingesta de otros alimentos más calóricos por el simple hecho de que nos hace sentir más llenos.

Beneficios del picante para perder peso

Un informe realizado por la Asociación Americana de Gastroenterología llegó a la conclusión de que otra de las sustancias que forman parte de los alimentos picantes también ejerce beneficios para adelgazar. Se trata de la colecistoquinina, también conocida como CCK.

Para los responsables de dicha asociación, su consumo puede ayudar a los que están a régimen buscando eliminar el sobrepeso. Eso sí, advierten que nunca se debe olvidar la regla básica para perder peso: que la ingesta de alimentos ha de estar compensada con el gasto de energía. Por mucho picante que consumamos, si luego nos atiborramos de alimentos calóricos, el efecto va a ser nulo.

Beneficios del picante para perder peso

La aceleración del metabolismo producido por el consumo de sustancias picantes es una ayuda perfecta para quemar más energía y calorías. Como comentábamos, esta es debida a la capsaicina, que también tiene propiedades quemagrasas (aunque limitadas).

Dejando a un lado los beneficios para perder peso, el picante presenta otras muchas ventajas para la salud. Tomarlos de manera moderada es una buena herramienta para controlar la tensión y  mejorar la circulación de la sangre. También es útil para prevenir futuros problemas en el aparato cardiovascular.

Para completar todo esto, los chiles son ricos en antioxidantes que ayudan a combatir los radicales libres y, entre otras cosas, luchar contra el envejecimiento.

La mejor manera de incorporar el picante a nuestra dieta es usar las especias para aderezar comidas. Se puede elegir entre las guindillas, los jalapeños, los peperonis o utilizar otros más exóticos como el curry o la cúrcuma.

Obviamente, conviene recordar que no hay que excederse en el consumo de estos alimentos ya que pueden tener efectos secundarios tales como ardor o sensación de quemazón en la boca y en el estómago, sobre todo en personas que no están acostumbrados a ellos.

Facebook
Google+
Twitter
LinkedIn
Pinterest

Deja un comentario

No hay ningun producto en el carrito
[index]
[index]
[523.251,659.255,783.991]
[523.251,659.255,783.991]
[523.251,659.255,783.991]
[523.251,659.255,783.991]