¿El limón adelgaza? Verdades y mitos

¿El limón adelgaza? Verdades y mitos

Un alimento mágico que, por si mismo, adelgace, es algo que todos desearían. El problema es que, de acuerdo a los especialistas, eso no existe. No obstante si podemos encontrar algunos productos que colaborar en distinta medida a perder peso, sin sustituir la recomendación general de mantener una dieta equilibrada y hacer ejercicio.

Se trata, en definitiva, de quemar más calorías de las que se ingieren y hacerlo de tal manera que no desequilibre el organismo. Para ello, lo mejor es seguir los consejos de algún nutricionista, incorporar verduras y frutas a nuestra dieta y que no nos dejemos llevar por métodos rápidos que pueden tener efectos contraproducentes.

Entre los alimentos que, frecuentemente, se nombran como adelgazante, se encuentra el limón. Sin duda, todos hemos oído la recomendación de tomar un vaso de agua con limón en ayunas o, directamente, un zumo de la fruta.

Pero, ¿tiene base científica esa afirmación o es tan solo uno de los mitos que rodea a la nutrición?. Vamos a intentar aclarar la pregunta, haciéndolo desde una perspectiva amplia de la cuestión. Así, si lo que se pretende es que, solamente por tomar limón se vaya a adelgazar, la respuesta es claramente, no.

Si por el contrario, se quiere usar como un complemento y aprovechar sus fantásticas cualidades, algunas de ellas relacionadas con la pérdida de peso, entonces se podría contestar que es muy positivo.

¿Por qué se dice que se puede adelgazar con limón?

La creencia popular afirma que el limón es capaz de romper las células de grasa y eliminarlas de nuestro organismo. Además, muchos afirman que consumir un vaso de agua tibia con limón hace que nuestro metabolismo se acelere y, por lo tanto, que quema más calorías incluso en reposo.

Lo cierto es que el limón tiene muchas cualidades y que, obviamente, cuando se toma con agua el contenido calórico es casi nulo. Pero eso no quiere decir que sea un alimento adelgazante, sino que puede ayudar a aquellos que sigan procesos para eliminar el peso sobrante.

A pesar de que no hay ninguna evidencia científica que avale ese mito, muchos aún piensan que el limón elimina las grasas. Por desgracia, y repitiendo que tiene múltiples ventajas, nadie ha podido demostrar esa cualidad., pero no es una fruta catábolica que destroce las partículas de lípidos.

En todo caso, está bien conocer los beneficios que puede aportarnos. Entre otros, el hecho de que sea considerado saciante. Esto significa que, al tomarlo, nos vamos a sentir llenos durante bastante tiempo, con lo que evitaremos caer en tentaciones de picar algún snack a destiempo.

Por otra parte, como todos los alimentos con vitamina C, el limón tiene funciones cicatrizantes, además de reforzar el sistema inmunológico.

Otro gran efecto en la salud es que la acción antimicrobiana y antiviral de la fruta, le confiere propiedades depurativas. Con lo que consumirla de forma regular ayuda a expulsar todas y cada una esas bacterias que se procuran alojar en el tracto urinario.

Por último, y siempre que lo tomemos con agua, es evidente que hidrata de manera muy efectiva. Esto también es algo fundamental para los que estén llevando dietas de proteínas, ya que el riñón necesita ese agua para poder expulsar el ácido úrico resultante.

Destapando el mito de perder peso con limón

El limón es un fruto cítrico en cuya composición aparece como elemento principal el agua. Esto hace que su valor calórico sea muy reducido, haciéndolo un buen acompañamiento para los que estén a dieta. Por otra parte, contiene una serie de nutrientes muy saludables, como la vitamina C, la fibra y algunos flavonoides.Destapando el mito de perder peso con limón

Dadas esas características, no es de extrañar que algunos le hayan atribuido toda serie de virtudes, convirtiéndolo casi en una pócima mágica. Desde adelgazar, a combatir la depresión, pasando por eliminar el acné o tener efecto diuréticos.

Desafortunadamente, no existe una bebida mágica que tenga todas esas propiedades. Es cierto que el limón posee algunas de ellas, pero, precisamente, no vamos a adelgazar tan solo tomándolo. Para que pudiera deshacer las grasas del cuerpo tendría que poseer cualidades catabólicas, lo que no es el caso.

A pesar de que se ha dicho que la vitamina C, presente en los cítricos, es capaz de quemar grasas, no existe una sola prueba de ellos hasta el momento. Tampoco se ha demostrado que acelere el metabolismo, lo que ayudaría a que el cuerpo eliminara parte de las reservas de lípidos.

En lo positivo, si actúa, que no es poco, como coadyuvante para la saciedad. Así, comparando tomar agua con limón con tomar agua sola, vamos a sentirnos saciados durante más tiempo. Igualmente, reduce los niveles de colesterol y tiene fantásticas cualidades antioxidantes.

Por lo tanto, a pesar de sus efectos positivos, tomar agua con limón no va a hacernos perder peso. Si no cambiamos los hábitos de alimentación y empezamos a hacer ejercicio, el efecto va a ser nulo.

Facebook
Google+
Twitter
LinkedIn
Pinterest

Deja un comentario

No hay ningun producto en el carrito
[index]
[index]
[523.251,659.255,783.991]
[523.251,659.255,783.991]
[523.251,659.255,783.991]
[523.251,659.255,783.991]