Andar, ¿adelgaza?

Andar, ¿adelgaza?

En este artículo queremos despejar todas las dudas posibles relativas a la pregunta sobre si andar adelgaza o no. En efecto, son muchas las personas las que se hacen este interrogante como consecuencia de varios aspectos. El primero de ellos es que caminar es una de las rutinas más sencillas y asequibles que existen. Podemos incorporarla muy fácilmente a nuestra rutina. Por ello, sería muy interesante estar seguros de que caminar adelgaza en todos los casos.

Para aclararlo, hemos preparado este artículo donde desvelaremos todos los secretos relativos a esta práctica y su relación con nuestro peso. 

Andar adelgaza, ¿cuánto tiene de verdad?

Lo cierto es que andar sí adelgaza. Sin embargo, hay que sumar a esto algunos matices importantes. En primer lugar, hay que decir que andar es una actividad de media-alta intensidad. Sin embargo, hay que añadir también que para que tenga resultados debe hacerse al menos durante una hora diaria. Es a partir de entonces cuando sí podremos empezar a quemar las calorías que nos sobraban. Huelga decir que este tipo de ejercicio es el más indicado para personas que durante gran parte de su vida han llevado hábitos de vida sedentarios.

Además, es necesario no solo caminar sino acompañar este hábito con una dieta saludable y una nutrición completa. Es aquí precisamente donde entra en juego el papel de Herbalife

Andar adelgaza, ¿cuánto tiene de verdad?

Según los expertos, lo ideal es acompañar nuestra caminata con otra clase de ejercicios. Podríamos decir que andar solo no adelgaza. Sin embargo, todo dependerá en primer lugar de la intensidad con la que lo hagamos y, en segundo término, de si lo acompañamos o no de otros ejercicios. En este sentido te recomendamos consultar otros artículos disponibles en nuestra web. 

Caminar no solo adelgaza: te indicamos sus beneficios

Ayuda a bajar peso

El primer beneficio que tiene caminar es que es posible perder peso caminando. Tal y como hemos dicho anteriormente esto dependerá no solo de la intensidad con la que caminemos sino también de la dieta que llevemos a cabo. De cualquiera manera, caminar es una forma integral de cuidar de todo nuestro organismo de una forma sencilla y eficaz. 

Ayuda a prevenir enfermedades

Una de las principales ventajas que tiene caminar es que ayuda también a prevenir enfermedades. Entre ellas está la diabetes. Las personas que no practican ejercicio son más propensas a sufrir esta enfermedad. Esto se debe a que, al no practicar ningún ejercicio físico no queman los azúcares que consumen. Hay que decir que, además de ello, caminar nos ayuda a tener efectos positivos sobre el colesterol. Por ello, podemos decir que es también beneficioso para nuestra salud cardiovascular. 

Aumenta los niveles de Vitamina D

Lo más recomendable es andar al aire libre. En efecto, si bien la  actividad en sí misma es muy beneficiosa para nuestro organismo, lo será aún más si la practicamos al aire libre. Esto se debe a que, al estar expuestos a la luz solar podremos absorber mayor cantidad de Vitamina D que nuestro organismo no es capaz de sintetizar por sí mismo. Por ello siempre es mejor caminar al aire libre que hacerlo dentro de un gimnasio en una máquina. 

Mejora la circulación

Andar es un magnífico ejercicio para mejorar la circulación de nuestro organismo. Lo hace mucho más que la mayoría de actividades físicas. Esto se debe a la propia dinámica del ejercicio: al caminar lo que hacemos es pisar y contribuir a que la sangre pueda volver al corazón de forma más sencilla. Caminar es una forma mecánica muy sencilla de hacer que nuestra sangre vuelva a circular. Con ello, también mejoramos los niveles de oxígeno con los que cuentan nuestras células y ayudamos a mejorar nuestro aspecto y evitar el envejecimiento. También aumenta el riego cerebral y, en general, el de todos los órganos principales. 

Mejora la vida sexual

La actividad de caminar está relacionada directamente con la segregación de una serie de hormonas implicadas en la vitalidad y actividad de nuestra sexualidad. Con ello, si caminamos estamos contribuyendo a mejorar nuestro apetito y hacernos más activos. 

Fortalece los huesos

Caminar contribuye también mediante el ejercicio constante, a mejorar la salud y fortaleza de nuestros huesos. Junto con nuestros músculos constituyen la pieza más importante del engranaje de nuestro organismo. 

Contribuye a disminuir el riesgo de cáncer de colon

Caminar es una actividad que mejora la actividad digestiva. Con ello, contribuye a eliminar los posibles tapones de nuestro colon. También hace que nuestra actividad sea más ágil y evita la pesantez propia de algunas comidas. Con ello, ayuda a tener una correcta salud en esta parte y evitar uno de los cáncer más mortíferos que existen. 

Nos da motivación

Por último, aunque no menos importante, está la cuestión de la motivación. A la hora de caminar para adelgazar no solo tenemos que tener en cuenta que nos está ayudando a bajar peso. También está contribuyendo de forma hormonal a que nos sintamos mejor. Esto repercute directamente sobre nuestra capacidad para motivarnos y, en consecuencia, para ganarle la batalla a la báscula o conseguir cualquier propósito en general. 

¿Cuándo es el mejor momento del día para andar?

Si el propósito que tenemos es el de bajar peso, hay que decir en primer lugar que nuestro cuerpo no quema calorías igual durante todo el día. Existen unas horas más indicadas que otras para hacer deporte y bajar de peso. Es mucho mejor hacer cualquier deporte y especialmente caminar a primera hora de la mañana. Nuestro organismo asimila mejor el esfuerzo por estar descansado y, al mismo tiempo, nos ayuda a activar de forma correcta nuestro metabolismo y funcionamiento interno.

Así pues, vamos a darte alguna información extra sobre los tipos de caminatas que existen y en qué pueden beneficiarte. 

Tipos de caminatas

A continuación te hablamos de los dos tipos principales de caminatas que existen para bajar de peso caminando. Es muy recomendable (como en toda clase de esfuerzo físico) el empezar poco a poco e ir incrementando la intensidad. De esta manera, nuestro cuerpo se acostumbrará y podremos sacar el máximo partido a nuestro esfuerzo. También nos ayudará a evitar potenciales lesiones y, al mismo tiempo, hacer que no nos dé pereza el hecho de caminar desde el principio. 

– Caminata básica

Andar para adelgazar es una estupenda forma de cuidarse. También es una gran forma de iniciarse en el ejercicio. La caminata básica es el punto inicial por el que debemos empezar. Es una caminata suave que normalmente no se extiende más de una hora. Si bien este tipo de ejercicio dependerá fundamentalmente de criterios como la edad, el metabolismo, el peso y las características de cada uno, podemos decir que una hora al día está bien para empezar. 

  ¿Cómo hacerla?

Si quieres saber cómo andar para adelgazar te lo explicamos a continuación. En primer lugar debemos empezar calentando cinco minutos. Es muy importante hacerlo antes de cualquier ejercicio para evitar lesiones o sobrecargas. Después de los cinco minutos de calentamiento podemos empezar a andar. Dedicaremos unos 50 minutos a caminar a paso ligero. Los últimos cinco debemos dedicarlos a “enfriar” nuestro organismo. 

– Caminata energética

Cuando ya estemos acostumbrados a la intensidad de la caminata básica (que sirve para poner a punto nuestro organismo después de una vida sedentaria) podemos empezar con la caminata energética. Es una forma sencilla de andar y adelgazar. Nos ayudará a bajar calorías de una forma más eficaz. Naturalmente, como la anterior, dependerá del metabolismo, peso y edad de cada persona. 

  ¿Cómo hacerla?

Una de las diferencias más importantes que introduciremos en nuestra caminata energética respecto a la básica es que aumentaremos la velocidad en algunos tramos. Evidentemente, siempre debemos empezar con un calentamiento de entre 5 y 10 minutos. Debemos procurar hacer pasos más cortos y darlos con mayor frecuencia. Con ello ganamos más velocidad. Al mismo tiempo, es buena idea incorporar en nuestra ruta algunos tramos cuesta arriba que nos ayudarán a quemar calorías extra. Lo ideal es que intentemos recorrer 6 kilómetros en 1 hora. La distribución será: 5 minutos de calentamiento, 35 de marcha ligera y 15 de marcha intensa. Los 5 minutos finales son para “enfriar”.

– Caminata combinada (básica+energética)

En la caminata combinada vamos a aunar las dos caminatas anteriores y, al mismo tiempo, incorporaremos algunos ejercicios. En efecto, intentaremos recorrer 7km en 1 hora. Por otro aumentaremos la intensidad y, mientras caminamos intentaremos hacer ejercicios abdominales (contrayendo nuestro abdomen). 

  ¿Cómo hacerla?

Después de cinco minutos de calentamiento, caminaremos o correremos muy rápido durante los 10 minutos siguientes. Posteriormente haremos estiramientos durante 5 minutos. Aceleraremos de nuevo el paso durante 15 minutos y posteriormente aceleraremos el paso de nuevo. 

¿Qué recomendamos antes de salir a andar?

Es muy importante a la hora de caminar para bajar peso mantenerse continuamente hidratados. Al mismo tiempo, y si has decidido salir por la mañana, te recomendamos que tomes algo de fruta o algún alimento ligero. No es recomendable desayunar demasiado fuerte para salir a caminar. Otra forma de hidratación consiste en las bebidas que contienen altas cantidades de minerales. Ayudan a que la hidratación sea más rápida.

En este sentido, Herbalife tiene mucho que ofrecernos con sus productos indicados para las actividades deportivas. Te animamos a consultar nuestro catálogo online y otros artículos especializados en deporte. 

 

Facebook
Google+
Twitter
LinkedIn
Pinterest

Deja un comentario

No hay ningun producto en el carrito
[index]
[index]
[523.251,659.255,783.991]
[523.251,659.255,783.991]
[523.251,659.255,783.991]
[523.251,659.255,783.991]